Historia de Airiel

Historia de Airiel
Julio 4, 2015

Airiel postlocutivoEn 1994, Yo era estudiante de la escuela de suboficiales de la FAC, al año y medio comencé a manifestar dolores de cabeza los cuales se fueron haciendo más fuerte a tal punto que el medicamento que tomaba, su efecto solo me duraba 3 horas, también presente un congestión permanente de las fosas nasales, como una gripa , se me durmió el lado izquierdo de la cara , cerca de la nariz, tenía mucho sueño, donde podía aprovechaba para dormir, mis compañeros ya me decían !Morfeo, el dios del sueño¡. Ya por último el ojo izquierdo no cubría el campo izquierdo y veía doble, para marchar tenía que cerrar el ojo izquierdo. Me hospitalizaron

En el militar, me diagnosticaron un tumor nasofaríngeo escamo celular tipo 4, no operable , me trataron con quimioterapia y radioterapia, estuve 4 meses hospitalizados, el último mes ya no pude volver a hablar, porque la radio me había quemado la laringe, no soportaba ni una gota de agua, el dolor era muy grande, me aplicaron morfina pero no me ayudo en nada, ya las venas las tenía quemadas, muy gruesas y ya podían canalizarme, tuvieron que colocarme un catéter para alimentarme y aplicarme la quimioterapia; yo aborrecía la comida el olor a comida todo. de esa hospitalización recuerdo dos experiencias: la primera antes de aplicarme la primera quimio, tuve antojos de comer pollo, ese fue mi almuerzo, en la tarde me aplicaron la quimio y uno de los efectos secundarios de la quimio es que produce vómito, pues así fue que vomite todo lo que había comido, desde ahí no volví a comer pollo….

La otra experiencia fue, una noche empecé a recordar a mis amigos. a mi tierra, mi familia y mis compañeros de la FAC, pero también me acorde de una vieja creencia que dice que cuando uno está enfermo y empieza a devolver el casete, es porque le llegó la hora, yo me asuste y pensé que me tocaba y luche toda la noche por no quedarme dormido, las enfermeras entraban y me preguntaban por qué no podía dormir?

Yo les decía que no era nada…al fin el sueño me venció, al otro día desperté y me revisaba todo el cuerpo y me di cuenta que esa creencia era puras mentiras. esto que voy a decir no lo sabe COCO (Fonoaudióloga), porque lo vine a saber fue hace unos quince días, los médicos del hospital me habían dado seis meses de vida…..ocho años después tuve una metástasis en el tallo del cerebro, este tumor tampoco lo pudieron operar y lo trataron solo con radioterapia, el tumor desapareció pero los efectos secundarios de la radio fueron,  lesionaron los oídos, me quemaron las glándulas salivales y los lagrimales….poco a poco la pérdida de audición aumentaba…en el Hospital san Ignacio me trataron inicialmente con micro tubos de ventilación, luego con audífonos, el oído izquierdo era el más lesionado y el uso del audífono no fue de mucha ayuda ahí se tomó la decisión de un implante coclear….así fue, me hicieron la cirugía, me fue muy bien al mes me colocaron ya el amplificador, un viernes por la tarde, al otro día ya alcanzaba a escuchar unos sonidos, inicialmente, ósea el viernes escuchaba como si me hablaran por medio de un tubo, la primera terapia la tuve el siguiente lunes…y Ho sorpresa escuchando solo por el implante, alcanzaba a entender las palabras que me decía tapándose la boca, ella me decía que pareciera que yo llevara como cinco o seis meses de terapia. Estaba muy contenta y asombrada. Antes con los audífonos yo tenía que colocar el volumen del televisor en 14 y otra veces en 20 y 23; con el implante legue a escuchar la TV en 7, hoy en día escucho a veces en 4 – 5.

Antes yo escuchaba la música pero solo con sonidos, hagan de cuenta un ecualizador del equipo de sonido. Sólo escuchaba los tonos bajos y medios pero los agudos no, ósea el brillo, ahora disfruto la música por que escucho el brillo, antes era como un conjunto vallenato sin guacharaca  ahora ya la tiene….

Solo me queda decir que gracias a DIOS, hoy les puedo contar esta experiencia de vida. y cuénteles a la gente que existe la tutela, por la tutela es que yo he podido tener todo lo que médicamente he necesitado, estoy afiliado a la EPS SANITAS y tengo una tutela por tratamiento integral y no me niegan nada.

Gracias por esta oportunidad que me dieron.

Airiel